Otoño en las Adirondack

Las hojas multicolores y los matices escalonados de la vegetación son los protagonistas de la temporada en este enorme macizo montañoso del este norteamericano.

El noreste de Nueva York comparte con el oeste de Vermont (ambos estados comparten fronteras) los mejores paisajes otoñales de Estados Unidos con fines turísticos.

Ubicadas al noreste del estado de Nueva York, las montañas de Adirondack forman, para esta época, la estampa perfecta del otoño en el Hemisferio Norte, con las hojas y sus matices como protagonistas. El espectáculo hace honor, y con creces, a la estación más romántica del año, tan especial y esperada que motiva viajes alrededor del mundo solo para contemplar la salpicadura de colores que se adueñan de las colinas, los caminos y las riberas de sus ríos, lagos y cascadas.

El macizo montañoso ocupa unos 25,000 kilómetros cuadrados y es una reserva que atrae visitantes durante todo el año. Aunque es parque nacional desde 1882, el lugar conserva propiedades privadas y establecimientos turísticos que le dan la zona el acogedor aire de los espacios habitados y bien cuidados.

Los habitantes de unas 100 comunidades se sienten orgullosos de los paisajes que les rodean y de que allí, en la villa del Lago Placid y sus alrededores, se hayan celebrado en dos ocasiones los Juegos Olímpicos de Invierno, en 1932 y 1980.

Las colinas bajas de Adirondack se encuentran por encima de los montes Apalaches, siendo el monte Marcy el más alto, con 1,629 metros sobre el nivel del mar.

Como existen en esta área protegida más de cuarenta montañas que sobrepasan los 1,200 metros con diferentes niveles de vegetación, es un destino perfecto para disfrutar “en escalada” de los matices tan característicos del otoño.

La combinación de hayas, arces, abetos y abedules copan todo el paisaje: las acogedoras comunidades, montañas, lagos, verdes valles y escarpados acantilados.

¿Qué hacer?

Antes de dar paso a una activa temporada invernal como uno de los principales centros de esquí del este estadounidense, las montañas de Adirondack se visten de otoño y ofrecen a los visitantes opciones turísticas para que vivan la experiencia a plenitud antes de que la nieve se tome las laderas. En las 12 regiones en que se divide el territorio el viajero dispone de facilidades para realizar pesca, excursiones escénicas, senderismo, kayak y compras.

Desde el canotaje y el kayak en las regiones del lago Saranac y Tupper Lake, hasta los extensos senderos de los High Peaks Wilderness, en la región de Lake Placid, descubra un área tan diversa en geografía como en actividades y eventos. Las recomendaciones se extienden a paseos en bicicleta, a explorar las atracciones familiares de la Región del Lago George y descubrir las oportunidades de recreación únicas de la meseta de Adirondack Tug Hill.

Nuestras asesoras expertas, te guiarán paso a paso para conocer éste y otros destinos no tan populares pero increíbles.

Entradas recientes

Comentarios recientes

    Archivos

    Categorías

    Meta

    Latitud Written by:

    Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *