El impresionante castillo de Drácula de Bran, una parada obligada para quienes visitan Rumania

Se trata de una mansión medieval muy bien conservada, que está a 25 kilómetros al noreste de Brasov, en Bran. Rodeado de un aura de misterio y leyenda en torno al mito de Drácula de Bram Stoker, esta imponente mansión es un lugar de paso obligatorio para los que siguen la Ruta de Drácula por Transilvania. Construido en lo alto de una roca de 200 metros de altura, el Castillo de Drácula impresiona por sus torres y torreones. Fue construido en el sitio donde se encontraba una fortaleza de la época de los Caballeros Teutónicos de 1212.

A pesar de que Stoker no conocía Transilvania, el escritor irlandés se basó en la investigación y en su imaginación para crear el lugar donde vivía el personaje del Conde Drácula, que se asemeja mucho a esta mansión. El castillo alberga unas 60 habitaciones a las que se llega a través de sinuosas y estrechas escaleras, y muchas de estas habitaciones están conectadas por pasajes subterráneos en los que hay colecciones de muebles, armas y armaduras de los siglos XIV a XIX.

De 1920 a 1957, Bran sirvió como residencia real, ya que el pueblo de Brasov se lo regaló a la reina María de Rumanía. Pero ahora es un museo abierto a los turistas, que pueden admirar los muebles y el arte que rodeaba a la reina. El Castillo de “Drácula” domina sobre el pintoresco pueblo de Bran, digno de visitar.

El personaje histórico Vlad Dracul, “Vlad el empalador” nunco habitó el castillo (si bien parece que pudo estar como reo encerrado en sus celdas), pero el éxito de la novela de Bram Stoker ha servido para que se gane un falso mérito, y que actualmente esté en todas las rutas turísticas del país, y por supuesto las de Transilvania y el propio Drácula.

Si quieres llevar a cabo visitas guiadas, excursiones o traslados para conocer Transilvania y el castillo de Bran con el mito de Drácula, contacta a nuestras asesoras.

Entradas recientes

Comentarios recientes

    Archivos

    Categorías

    Meta

    Latitud Written by:

    Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *